El Muesli como fuente de energía para deportistas

Muesli, ¿antes o después de entrenar?

El muesli es un gran alimento para deportistas independientemente de su composición exacta y es que para empezar, los cereales que forman su base son ricos en hidratos de carbono complejos, vitaminas del grupo B y minerales como el hierro, el fósforo y el potasio, cuando además sumamos frutos secos, frutas desecadas y los irresistibles chips de chocolate tendremos una gran carga de energía. Pero la gran pregunta es, ¿cuándo es mejor tomar muesli, antes o después de entrenar?

Muesli, alimento para deportistas

Todo dependerá de nuestra dieta general así como del tipo de entrenamiento que vamos a realizar y en qué momento del día. Al despertar nuestros depósitos energéticos de glucógeno deberían estar llenos si nuestra cena ha sido correcta por lo que si somos de entrenar a primera hora de la mañana quizá sería más recomendable tomar nuestra dosis de muesli como recuperador de la energía consumida. Por otra parte el muesli suele combinarse con lácteos como yogur o leche por lo que puede resultar un tanto indigesto y afectar a nuestro rendimiento deportivo.
Si nuestra sesión deportiva se realiza más cerca del mediodía o por la tarde entonces es ideal tomar el muesli en el desayuno, a media mañana o al merendar ya que durante todo el día habremos consumido energía y necesitamos un aporte extra para dar lo mejor de nosotros en el gym.

Muesli, antes o después de entrenar

Si prestamos atención al tipo de entrenamiento que realizamos, todas aquellas disciplinas que implican un gran gasto calórico como el ejercicio aeróbico de larga duración o de alta intensidad (el tan de moda HIIT) necesitan combustible en forma de alimentos así que el muesli es ideal antes de entrenar pero siempre y cuando lo tomemos con tiempo suficiente antes de la sesión de manera que hayamos podido digerirlos correctamente y nos den toda su energía sin interceder en el rendimiento.

Un truco: cambia los lácteos por bebidas vegetales y facilita la digestión de tu mix.

El entrenamiento de fuerza es diferente, la energía que necesitamos para desarrollarlo la obtenemos de la glucosa sanguínea principalmente lo que implica que tras una sesión intensa, en carga o volumen, debemos recargar nuestros depósitos e ingerir proteínas. Si eres más de pesas que de cardio te sugerimos tomar el muesli tras el entrenamiento, aportando además las proteínas lácteas de la leche, el yogur o de tu batido de proteínas o ¿por qué no? Has probado a hacerte unos huevos revueltos y mezclarlos con tu mix de muesli?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *